Belleza, color y olor en el Jardín Botánico de Madrid

0
2
jardín botánico de Madrid

Madrid cuenta con muchos lugares mágicos y bonitos pero si hay uno que resalta por su belleza e incluso podríamos decir, magia, eso es sin duda el Jardín Botánico de Madrid. En el centro de la ciudad, en el corazón del enclave más artístico de Europa, en pleno Paseo del Prado puedes descubrir un sin fin de especies botánicas y viajar por todo el Mundo en una hectárea, desde la capital.

El Jardín Botánico de Madrid, un poco de historia

Actualmente el Jardín Botánico de Madrid se encuentra en el Paseo del Prado, un lugar emblemático y único en la ciudad. Pero no arrancó allí su andadura que ya ha cumplido los dos siglos y es que su creación fue allá por 1755 cuando Fernando VI mandó crearlo en lo que hoy conocemos como Puerta de Hierro y que entonces era la Huerta de Migas Calientes.

Durante dos siglos, que dan para mucho, el Jardín Botánico ha vivido épocas de brillos y también de sombras. Las más “oscuras” corresponden a los momentos más duros de la historia como el que coincidió con la Guerra de la Independencia en 1808 que sumió al Jardín en años de abandono y tristeza.

Posteriormente, durante 10 años, desde 1880 hasta 1890, de nuevo el Jardín tuvo que “soportar” una época gris cuando tuvo sobre “sus hombros” importantes pérdidas como la segregación de dos hectáreas de terreno que albergarían lo que hoy es el Ministerio de Agricultura (cuando ya el Jardín estaba ubicado en donde lo conocemos actualmente) o cuando en 1886, un ciclón devastó todo a su paso llevándose 564 árboles de valor incalculable.

Tras estos periodos, la luz volvió al Jardín Botánico y desde entonces se han celebrado importantes hitos como el de 1939 cuando la entidad pasa a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (algo muy positivo para el desarrollo de la actividad) o en 1974 cuando a pesar de sufrir un cierre, el motivo era más que justificado ya que se realizaron importantes obras para poner al Jardín como ahora podemos disfrutarlo.

Posteriormente, en 1981, en su bicentenario (del traslado a la ubicación actual), SS.MM los Reyes de España inauguraron las reformas acontecidas; en 1993 se abrió el invernadero de exhibición y en 2005 se sumó 1 hectárea más a la extensión total.

Sin duda alguna el Jardín Botánico de Madrid es un espacio único para ir a contemplar y conocer especies botánicas únicas en el Mundo y regalarnos unos instantes de tranquilidad y belleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here