Casa Museo Lope de Vega

0
21
Casa Museo Lope de Vega

La casa museo Lope de Vega es la antigua residencia de uno de los dramaturgos y poetas más importantes del Siglo de Oro español. “Mi casilla, mi quietud, mi güertecillo y estudio” así definió su casa en una carta dirigida a un amigo. En ella vivió los últimos 25 años de su vida y la casa data del año 1578, aunque Lope de Vega la compró en el año 1610.

Visitar su antiguo hogar nos permite teletransportarnos al Madrid del siglo XVII a través del arte, la literatura y la historia. Apodado el “Fénix de los ingenios”, Lope de Vega tuvo una vida polémica, en muchas ocasiones alejado de la norma y la moralidad del momento. Además de escritor tuvo otras ocupaciones: militar, secretario, confidente y amigo del duque de Sessa. Más adelante, tras la muerte de su segunda esposa fue sacerdote.

Murió en Madrid un agosto de 1635 a los 73 años de edad. Su casa ubicada en la calle Cervantes, en pleno Barrio de las Letras, abre sus puertas como museo en 1935. Este inmueble estuvo hasta 1927 habitado.  Gracias al inventario de sus bienes, testamentos y documentación histórica sobre la finca, la Real Academia Española (que asumió el patronato de la Fundación García Cabrejo quien creó el museo) pudo dotar al museo de objetos personales, mobiliario y obra de arte que recrean los diferentes ambientes.

El edificio

En la entrada de la casa encontramos la frase: “D.O.M. PARVA PROPIA MAGNA / MAGNA ALIENA PARVA” Esta inscripción se hizo muy popular en Madrid en aquella época y otro autor, Calderón, la tradujo así: “que propio albergue es mucho, aún siendo poco / y mucho albergue es poco, siendo ajeno”.

La casa pese a la época, cuenta con numerosas habitaciones, la cocina, un comedor, un jardín, un pequeño oratorio y un estrado de origen oriental (en la época era un espacio femenino reservado para la labor de aguja, oración, lectura o tertulia). Todos estos espacios nos indican el modo de vida del autor y su familia, que pese a no ser personal acaudaladas vivían con muchas comodidades para la época.

La entrada al museo es gratuita y para poder verla hay que pedir cita previa porque los grupos suelen ser reducidos por el espacio. Hay visitas guiadas en español, inglés y francés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here